Liceo Francés

martes, 17 de marzo de 2015

Hemos estado... en La Casa del Bosque

Hace algunas semanas descubrí un sitio que, desde el primer momento, me llamó la atención. Puede que fuera por su nombre, La Casa del Bosque, que invitaba a visitarla y averiguar qué secretos guardaba. Fuera como fuese, poco tiempo después recibía una invitación de Iranzu, la artífice de la idea, para conocer el proyecto.



He de decir que, desde el primer momento, me hizo sentir como en casa. La Casa del Bosque es, como ella misma me explicaba, un proyecto personal hecho realidad. Es un lugar en el que todas las familias pueden encontrar su sitio y conocer a otras familias con las mismas inquietudes. En un mundo en el que todos vamos con prisas, La Casa del Bosque nos invita a hacer una parada y disfrutar del momento. Iranzu Robiran nos hacía un especial hincapié en ese concepto natural de tribu, que poco a poco hemos perdido. Allí podremos volver a encontrarlo, a través de los grupos de crianza, los clubs de padres o con actividades que nos ayudan a nuestro crecimiento personal, tales como las charlas formativas, el yoga, la meditación, la costura; o propuestas terapéuticas, como las sesiones de tapping EFT.



Uno de sus principales objetivos es convertirse en un punto de encuentro, un lugar en el que compartir vivencias y que sirva de apoyo a las familias. Allí podréis realizar todo tipo de actividades: música, manualidades creativas, yoga, conciertos, cuentacuentos... Las propuestas se pueden hacer todos juntos (como los talleres de cocina, las manualidades, el yoga en familia, la música) o en ocasiones se organizan actividades paralelas, en las que niños y adultos pueden divertirse a su aire. Todo, absolutamente todo, está pensado para fortalecer el vínculo familiar.



¿Buscáis un sitio diferente para vuestras celebraciones? En La Casa del Bosque encontraréis lo que buscáis. Podréis olvidaros de todo y dejar la organización en sus manos; o encargaros de todo vosotros mismos, incluso trayendo la comida. Los niños se divertirán a su ritmo, a su aire, ya que una de sus principales premisas es respetar los diferentes ritmos de cada niño. Por eso todas las actividades se adaptan a sus necesidades.



Sus instalaciones combinan sencillez y comodidad. Cuando entramos nos recibe una gran sala multiusos, adaptable a cada una de las actividades que organizan. Si cruzamos la puerta, nos encontraremos en un pequeño espacio destinado a los talleres, que nos recuerda al cuarto de estar de cualquiera de nuestras casas. Aunque La Casa del Bosque se encuentra en un emplazamiento urbano, la naturaleza se integra en todas sus actividades. De hecho, es un espacio libre de ondas wi-fi, por lo que se fomenta el juego libre no electrónico



Sus actividades son también muy innovadoras. Un claro ejemplo es el taller de matemáticas para niños que han puesto en marcha: una manera distinta de acercarse a esta ciencia, a través del juego. Los niños podrán llegar al fondo de la cuestión, a la vez que aprenden ejercicios de concentración y relajación.

Son muy conscientes de la conciliación familiar. Para ello, durante la semana de Pascua se ofrecen para ayudar a aquellos padres que necesiten un lugar donde dejar a sus peques mientras ellos trabajan. A través del juego libre, los cuentos y el arte los niños podrán expresar toda su creatividad. Y por supuesto, los cuidarán y no faltará el almuerzo, la comida o incluso la siesta.



La Casa del Bosque
Av/ de Muchamiel 1. San Juan.
Teléfono: 615 39 34 11.
E-mail: micentroslow@gmail.com.
Facebook