domingo, 13 de diciembre de 2015

Hoy cocinamos... Mantecados para Navidad

Este fin de semana ha sido muy especial, porque ha sido mi primer fin de semana como "doctora" (que no es que sirva de mucho hoy en día, pero ya era por satisfacción personal más que nada). Y dio la casualidad que el sábado estuvimos en casa de mi madre y mi hermana, que le encanta meterse en la cocina con todos los sobrinos (que tiene un mérito impresionante).


Como mis sobrinas y mi hija pequeña son muy golosas, y dado que la Navidad está a la vuelta de la esquina, decidieron hacer una nueva edición de "master chef" (sí, llevamos unas cuantas en casa, que se lo pasan pipa los cinco) realizando mantecados de almendra. Así que aproveché e hice algunas fotos para poder contaros hoy cómo se hacen.



Ingredientes

225 grs. de harina.
125 grs. de manteca de cerdo.
200 grs. de azúcar
125 grs. de almendras crudas.


Elaboración

Precalentamos el horno a 160º y tostamos las almendras durante unos 10-15 minutos. Las sacamos y las dejamos enfriar. Y subimos la temperatura a 180º para que el horno vaya cogiendo temperatura para cuando estén listos los mantecados.

Ponemos todo el azúcar en el vaso del robot de cocina (nosotros utilizamos la thermomix) para convertir el azúcar en azúcar glass. Si tenéis thermomix, durante 1 minuto pulverizáis el azúcar poco a poco (progresivamente velocidad 5-7-10). Si lo hacéis con batidora, utilizad un vaso alto e ir subiendo la intensidad gradualmente. Reservamos el azúcar.


A continuación, trituramos la almendra (también progresivamente) y añadimos la manteca, 125 gramos del azúcar pulverizado (los otros 75 gramos los utilizaremos para decorar) y la harina. Y mezclamos bien durante unos 10 segundos.


Seguidamente, extendemos la masa sobre una superficie sobre la que previamente habremos espolvoreado harina y la extendemos con un rodillo.


Y aquí viene la parte que más les gusta a los niños: ir cortando los mantecados con cortapastas de diferentes formas.


Con mucho cuidado los vamos separando y los ponemos sobre la bandeja del horno (sobre papel de horno).


Los metemos en el horno durante unos 7 minutos... ¡y ya está! Solo falta que se enfríen y decorarlos con el azúcar que habíamos apartado para eso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario