martes, 26 de julio de 2016

Hos nos visita... El Dr. Antonio Redondo. Otitis y verano


Otitis y verano

La otitis externa, o del nadador,  es una infección de la piel del conducto auditivo externo, y no tiene nada que ver con la otitis de los catarros (otitis media). Está provocada por la humedad al estar mucho tiempo los oídos "a remojo". Además puede estar facilitada por el contacto con jabón, champú o el cloro del agua.



¿Cuáles son los síntomas?

Se puede ver afectado uno o ambos oídos,  y presenta un intenso y molesto dolor de oído, que empeora cuando se tira de la oreja, se mastica o se hace presión como para tapar el oído. La otitis externa no suele producir fiebre y no es contagiosa.

¿Cuál es el tratamiento?

Se puede  aliviar el dolor usando ibuprofenoparacetamol. Si el pediatra confirma el diagnóstico suele indicar unas gotas para los oídos  y rara vez es necesario el uso antibióticos. Es necesario que no entre nada de agua en los oídos.

¿Se puede  prevenir?

Lo más importante es mantener las orejas limpias y secas en todo momento. Por eso, después de cada baño, han de secarse con cuidado las orejas utilizando una toalla, y facilitar que el agua salga inclinando la cabeza hacia ambos lados. Los oídos se deben mantener secos tras estar expuestos a la humedad.

En los casos en que se sea propenso a padecer estas otitis es recomendable el uso de tapones para los baños, y mejor en el mar que en la piscina.



Dr. Antonio Redondo – Pediatra
Hospital Vithas Medimar ­ Alicante 

No hay comentarios:

Publicar un comentario