jueves, 24 de marzo de 2016

5 planes con niños sin salir de Alicante

Ahora que estamos de vacaciones, nos gusta aprovechar para hacer todas esas cosas que no podemos hacer durante el curso escolar. Si tenéis suerte y os vais fuera, perfecto. Pero si, como nosotros, os vais a quedar en Alicante, tenéis muchas opciones para hacer con los niños sin salir de la ciudad. 

Una visita que podéis hacer estos días es al Museo del Agua. Nosotros estuvimos el pasado verano y nos encantó (y eso que el calor no dio tregua). La visita comienza en la plaza del Ayuntamiento. Acompañados de una guía realizaréis un recorrido por las antiguas fuentes que abastecían de agua a la ciudad. Historias de los árabes, de por qué se ponían vírgenes o santos o la epidemia del cólera que azotó la ciudad a finales del siglo XIX nos acompañan en este paseo. Finalmente llegaréis al museo, donde visitaréis los antiguos Pozos de Garrigós (unos depósitos gigantescos) y las diferentes estancias del museo, en las que os explicarán el ciclo del agua o cómo funciona el suministro de agua de una casa, por ejemplo.



¿Conocéis el Castillo Santa Bárbara? Probablemente sí, pero visitarlo con niños os aseguro que es una experiencia completamente diferente. Podéis concertar visitas guiadas (aunque podéis visitarlo a vuestro aire). A los niños les encantará descubrir el Salón Felipe II, la Torre del Homenaje, el Baluarte de los Ingleses (tenéis que contarles la historia de la explosión, se quedan alucinados)... Y por supuesto, la sala del Polvorín, con un montón de juegos tradicionales para que se lo pasen en grande. Más información para compra de entradas pinchando aquí.



Otra idea estupenda puede ser visitar el Museo de la Volvo Ocean Race, único en el mundo dedicado a la vuelta al mundo a vela por equipos. Elementos interactivos, juegos y la visita a un barco lo convierten en un plan familiar perfecto. Además, actualmente acoge una reproducción de un barco del Team SCA realizado con más de 100000 piezas de Lego.


Fotografía propiedad del Museo Volvo Ocean Race

Con este buen tiempo, ir a la playa es siempre un plan fantástico. Si vais a la Playa de San Juan, antes podéis daros un paseo por el Parque La Marjal y aprender qué es un parque inundable y el motivo de su construcción. Si lleváis miguitas de pan los nenes disfrutarán dando de comer a los patos del lago. Y para tomar fuerzas, para mí hay dos clásicos en la playa de San Juan: Burger Beach (casi a pie de arena, en el paseo) y Flamingo. Dos sitios perfectos para tomar una buena hamburguesa. En Burger Beach, además, los crepes y los zumos triunfan. Y no hace falta que os hable aquí de las deliciosas patatas Stroganof del Flamingo.



Estas vacaciones pueden ser un buen momento para conocer la ciudad y su historia. ¿Vuestros peques conocen el Mercado Central? Pues es una visita más que recomendable. No os imagináis la cantidad de turistas extranjeros que lo visitan a diario. Y ya que estáis por allí podéis subir por las calles del Casco Antiguo y llegar hasta el Barrio de Santa Cruz y al Parque de La Ereta. De bajada podéis pasear por La Explanada y contarles la historia (casi ya leyenda urbana) de la Casa Carbonell.

Y después de este repaso, ¿ya tenéis plan para estas vacaciones urbanas?


No hay comentarios:

Publicar un comentario