jueves, 30 de junio de 2016

Nos gusta jugar... a Aventureros al Tren

Llega el verano y con él, las tardes de juegos. Como sabéis, en casa nos encanta probar juegos de mesa algo diferentes, en los que adultos y niños disfrutemos. 


Últimamente nos ha dado por jugar a "Aventureros al Tren". Es un juego entretenido donde los haya, muy dinámico y con unas reglas bien sencillas. Y en casa, como valor añadido, es "al que juega Sheldon Cooper con sus amigos" (casi me parto el día que se dieron cuenta que estaban jugando a la versión de Estados Unidos y la ilusión que les hizo).


Nosotros, por ahora, jugamos a la versión europea (aunque están disponibles de manera oficial varios mapas: Estados Unidos, Suiza, la India, Asia, África...). Por ahora, la versión española no está disponible.


El juego consta de un tablero con el mapa de Europa, billetes de destino, cartas de vagones, fichas de vagones y fichas de estaciones. La partida comienza con el reparto de los billetes de tren entre los jugadores. El objetivo es lograr conectar las diferentes ciudades que aparecen en cada billete mediante la construcción de líneas ferroviarias. Para ello, cada jugador debe ir acumulando cartas de vagones de colores (según los tramos de vía que necesite completar) e intercambiarlos por las fichas de vagones para colocarlos en su lugar en el tablero.


Y de verdad, es muy divertido pero a la vez muy estresante. Porque se trata de construir las vías pero a lo mejor otro jugador necesita los mismos tramos que tú y la cosa se complica. En casa cada uno tiene su estrategia. Los hay que acumulan y acumulan cartas de vagones (incluyendo las cartas de locomotora, que son algo parecido a comodines); o los hay que desde el minuto 1 ya están construyendo vías. 


Aventureros al Tren, editado por Days of Wonder, es un juego perfecto para toda la familia. Está recomendado para niños a partir de 8 años y recibió el prestigioso premio Spiel des Jahres (Juego del Año en alemán) en 2004.


No hay comentarios:

Publicar un comentario