Liceo Francés

jueves, 12 de mayo de 2016

Hoy nos visita... El Dr. Antonio Redondo. La procesionaria del pino


La procesionaria del pino es una mariposa  que, cuando comienza  la primavera,  abandona sus "bolsones",  y forman  hileras en el suelo;  como una procesión, de ahí lo de "procesionaria".   Aunque afecta sobre todo a los pinos, también puede hacerlo a cedros y abetos; y también se encuentra en zonas urbanas (parques, jardines, colegios…). Si el invierno anterior ha sido más suave y seco de lo habitual, pueden adelantar  su llegada.


La procesionaria del pino es conocida sobre todo por sus orugas, que  tienen unos sacos llenos  de diminutos pelos "urticantes" (produce  escozor).  Cuando se abren los sacos pasan al aire miles de estos pelos , donde flotan o pueden  ser arrastrados por el viento; si se ponen en contacto con la piel humana  provocan  reacciones alérgicas.

La reacción alérgica a la procesionaria ocasiona una urticaria en  la piel  descubierta (sarpullido o erupción en cara, cuello, brazos,  piernas…), la  irritación de los ojos (conjuntivitis) y  problemas respiratorios.

La urticaria es muy pruriginosa (pica mucho) y presenta lesiones rojas, que habitualmente desaparecen de forma espontánea; se puede lavar bien la zona con agua y luego aplicar frío local, que ayudará a bajar la inflamación y aliviará la sensación de picor. Si persisten los síntomas es posible que requiera determinada medicación. 



Si la reacción alérgica provoca inflamación de las vías respiratorias y dificultad para respirar, estaríamos ante una urgencia médica, lo cual no es frecuente. 

Para  prevenir hay que  evitar la exposición, evitando pasar por  lugares (arboledas, pinares)  donde pueda estar la procesionaria, sus nidos o los árboles afectados.



Antonio M. Redondo Romero
Pediatra
Hospital Vithas Medimar Internacional. Alicante.