sábado, 24 de diciembre de 2016

Hemos estado... en Exponadal 2016

Este año teníamos muchas ganas de volver a Exponadal (no habíamos vuelto desde que nació mi hija pequeña). Así que cuando recibimos la invitación para asistir a un evento blogger pensé "este año ya no tenemos excusa". Pues sí, ya no nos lo tienen que contar. Y mejor, os lo contamos nosotros, que nos lo pasamos pipa y disfrutamos de un día intensísimo.


Algunos de vosotros me habéis preguntado si es adecuado para alguna edad determinada. Pues bien, nosotros que en casa tenemos un variadito de edades cada uno se lo pasó bien a su manera (y muchas veces juntos también).


Exponadal se divide en dos espacios (aunque yo casi diría en tres): en el primer pabellón se encuentran los hinchables, zona de talleres, el parque de tráfico , juegos y los puntos de información de diversas empresas.


Y en el siguiente pabellón están las atracciones de feria y una zona muy amplia de talleres. Reconozco que nosotros estuvimos la mayor  parte del tiempo en este último pabellón, pero vamos, que esto va en cuestión de gustos.


Como os decía, en el primer pabellón se encuentra el parque de tráfico (donde los niños pueden montar en bicicletas y coches a pedales, siguiendo las normas de circulación), dos circuitos de Scalextric (que yo no sé muy bien quiénes disfrutan más, si los niños o los padres), una zona de talleres de cocina, espacios como el de McDonalds (donde los más pequeños pueden pintarse la cara)... 


Personalmente me encantó el espacio que tienen los chicos "Juegos de Mesa Frikis": niños y mayores pueden aprender a jugar juegos de mesa como el Carcassone, Dobble, Jungle Speed, Sushi Go... 


En el siguiente pabellón (el que os ya comentaba antes que podemos dividir en dos espacios: feria y talleres) fue donde nosotros estuvimos más tiempo. Fuimos combinando las atracciones con los talleres. 


Es tal la variedad de talleres y atracciones, que lo difícil es ir eligiendo. Autos de choque (para mayores y pequeños), tiovivos, tren de la bruja, casa del terror, carruseles...


La verdad es que viéndolos saltar en las camas elásticas me daba una envidia sana... Pero bueno, reconozco que en alguna atracción sí que me monté (y me mareé, todo hay que decirlo).


Mis hijos son muy de Playmobil (no os perdáis la inmensa maqueta que tienen expuesta) y de manualidades, así que la zona de talleres nos encantó.


Y además, para todos los gustos y edades y ofrecidos por diversas instituciones: el MUBOMA, el MARQ, el Museo de la Volvo Ocean Race...


A nosotros nos dio tiempo a pintar Playmobil, hacer un marcapáginas en el MUBOMA y, por supuesto, les hicimos una visita a nuestros amigos de Robotikids y se divirtieron en su taller de Minecraft.


Hasta nos marcamos algún que otro baile en el espacio de videojuegos jugando al Just Dance. Y por supuesto, si tenéis ocasión, acercaros a ver el espectáculo de circo (malabaristas, equilibristas y muchas risas).


En fin, que nos lo pasamos en grande. ¿Si volveríamos? Por supuesto que sí. ¿Precio? Más que razonable (pensad en la gran cantidad de actividades que pueden realizarse). Toda la información sobre precios y horarios podéis consultarla aquí.

Nuestras recomendaciones:

Si tenéis idea de que los peques realicen algún taller concreto, debéis apuntarlos con antelación (es decir, dad una vuelta por Exponadal y mirad qué horarios tienen para poder decidir la mejor opción).

Algunas atracciones hacen un pequeño descanso al mediodía. Todas tienen un cartel indicando el horario, así os podéis organizar mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario