Liceo Francés

domingo, 16 de septiembre de 2018

Hemos estado... en la exposición Van Gogh Alive. The Experience

Desde el pasado 13 de septiembre tenemos la gran suerte de contar en Alicante con la exposición multimedia Van Gogh Alive. The Experience. Una propuesta para toda la familia que podéis visitar en la sala de exposiciones municipal Lonja de Pescado.



La verdad es que fui una privilegiada al poder visitarla el día que se inauguraba, de la mano de su directora Elena Goroskova, quien nos explicó el sentido de la exposición y nos hizo un pequeño adelanto de las sensaciones y emociones que íbamos a experimentar. Una exposición que ha pasado por más de 40 ciudades en todo el mundo, organizada por la empresa australiana Grande Exhibitions y Nomad Art.



Porque si en algo es distinto esta muestra es precisamente en ese sentido: las emociones. Una exposición dedicada a un único artista, al que nos acercamos a su obra de una manera completamente diferente a la que estamos acostumbrados. Una propuesta que gusta tanto a los expertos en arte como a los no iniciados.



Durante la visita tienes la sensación de estar envuelto por la obra de Van Gogh. A esa sensación contribuyen las más de 3000 imágenes que durante cerca de 40 minutos se proyectan en 34 grandes paneles (incluso en el suelo). Si a eso le sumamos la penumbra, una magnífica selección musical y el movimiento de las imágenes, lo difícil es no emocionarse.



La muestra está organizada cronológicamente, por lo que podemos seguir la evolución de Vincent Van Gogh. Desde sus inicios en Holanda con tonalidades tierra y paisajes oscuros hasta llegar a su estallido de color. Un recorrido que también nos lleva conocer de cerca su enfermedad mental. 



Al inicio de nuestra visita nos recibe una reproducción del famoso cuadro "El dormitorio de Arles", realizada por alumnos de la Universidad de Sevilla.



A continuación pasamos a un vestíbulo en el que unos paneles nos explican el sentido de la exposición, así como un repaso de su biografía y de su obra.



Y es entonces cuando nos adentramos verdaderamente en la exposición. Al ritmo de Vivaldi, Liszt, Schubert o Haendel las imágenes se suceden creando una atmósfera difícil de explicar. Cuadros, pero también fragmentos de las cartas que Van Gogh le escribió a su hermano, nos van envolviendo en una experiencia inolvidable.



Para mí uno de los momentos más emocionantes fue escuchar un fragmento del "Dúo de las flores" de Leo Delibes acompañando las imágenes. O descubrir los sentimientos de Van Gogh en cada una de sus etapas. 



Sin duda no es una exposición al uso, en el que recorres salas en silencio. Puedes recostarte en los puffs dispuestos a lo largo del recorrido y dejarte envolver por las imágenes, la luz y la música para disfrutar aún más de la experiencia.



Si os animáis, en la parte final podéis demostrar vuestras dotes artísticas siguiendo tutoriales de dibujo en unas pantallas gigantes. Para ello disponen de todos los materiales, incluidos los caballetes.



A la salida podéis encontrar un espacio destinado a los más pequeños, en el que pueden dar rienda suelta a su creatividad.



Y por supuesto, la exposición cuenta con una tienda maravillosa, en la que es casi imposible no comprar algún recuerdo con los motivos de las pinturas de Van Gogh.


Van Gogh Alive. The Experience. 

Sala municipal de exposiciones Lonja del Pescado (hasta el 16 de diciembre)

Horarios
De martes a sábado, 10:00-22:00.
Domingos, 10:00-19:00.
Lunes cerrado.

Precios
Días laborables: adultos, 12 euros; niños 4-15 años, 9 euros; discapacitados, 9 euros; estudiantes, desempleados y mayores de 65 años, 10 euros.
Fines de semana: adultos, 14 euros; niños 4-15 años, 9 euros; discapacitados, 9 euros; estudiantes, desempleados y mayores de 65 años, 12 euros.
Ofertas especiales para grupos y familias.

Venta de entradas: www.vangogh.es